22 Nov
2011
Posteado en: El agua y tu salud
Por    Comentarios desactivados en ¿El arsénico en el agua afecta nuestra salud?

¿El arsénico en el agua afecta nuestra salud?

Este es un gran tema de muchas ciudades y provincias de Argentina y siempre me llegan consultas porque realmente es un tema que afecta de manera “invisible” a millones de personas. Lo importante es conocer, saber y tener el consejo de especialistas por eso en mi blog siempre van a encontrar mucha información sobre esta temática. La primera cosa que hay que saber es que gran parte de los seres humanos se encuentran expuestos al Arsénico liberado en el ambiente, ya sea por fuentes naturales o consecuencia de la actividad del hombre, vía agua, aire y alimentos; por eso es importante que conozcas los efectos más destacados que la ingestión de arsénico puede provocar sobre nuestra salud:

• Daño severo gastrointestinal con dolores, vómitos y diarrea.
• Vasodilatación, caída de la presión sanguínea, shock.
• Daño renal glomerular y tubular con reducción de volumen urinario y anuria final.
• Depresión y parálisis de la respiración. Esta es frecuentemente la causa de muerte.
• Pérdida de movimientos voluntarios y parálisis de origen central.
• Hipotermia.
• Contracciones musculares.
• Anormalidades cardíacas.

Lejos de asustarse lo que tenemos que hacer es tomar medidas porque existen soluciones muy eficientes para eliminar el arsénico del agua que consumimos. Es importante tener en cuenta que no existe una solución que se aplique a todas las poblaciones por igual. En cada una de las poblaciones afectadas pueden encontrarse diferentes situaciones. Existen localidades que tienen provisión de agua a través de una red de distribución, pero si éstas no cuentan con una planta de remoción de arsénico, el agua distribuida probablemente contenga niveles de arsénico superiores a lo permitido. También existen poblaciones aisladas o rurales en las cuales el abastecimiento de agua se hace con pozos particulares. En este último caso el modelo de intervención propuesto contempla que muchas poblaciones no tienen suministro de energía eléctrica, lo cual limita las posibilidades de uso de ciertas tecnologías para la remoción del arsénico.

Para las poblaciones con sistema de distribución de agua por red existen varias tecnologías desarrolladas y aprobadas para plantas de abatimiento de arsénico. Las más empleadas son la de coagulación-filtración y la de ósmosis inversa. Otras tecnologías utilizadas con menor frecuencia son la de adsorción y la de intercambio iónico mediante el uso de resinas.

Para las poblaciones sin sistema de distribución de agua por red, el diseño y tipo de dispositivo de tratamiento, así como el lugar de aplicación del mismo, dependen fundamentalmente de la calidad y la cantidad del agua a tratar.

Para la zona rural, donde no llega la distribución de agua por red, se diseñó un dispositivo para la remoción de arsénico que emplea la tecnología de coagulación-filtración. Se trata de un sistema económico y sencillo de operar que no necesita energía.

Como verás hay soluciones para cada una de las problemáticas, no hay que esperar entonces y tomar agua que afecta nuestra salud y la de nuestra familia.