12 Dic
2012
Posteado en: El agua y tu salud
Por    Comentarios desactivados en No sea bobo, tome mucha agua

No sea bobo, tome mucha agua

La Organización Mundial de la Salud tiene un muy breve pero eficiente manual contra la deshidratación que aquí compartimos.

La deshidratación es un trastorno que ocurre cuando una persona pierde más líquidos que los que ingiere. No es un problema tan grave en un adolescente como puede serlo en un bebé o un niño pequeño. Pero, para cualquier persona, indiferente sea su edad, puede quitarte muchas energías.

Los síntomas más comunes de la deshidratación son dolores de cabeza, visión borrosa, disminución de la presión sanguínea, vértigo y desvanecimiento. Para tratar la deshidratación, es preciso restablecer el adecuado equilibrio hídrico en el organismo. Y para eso hay que tomar agua. El agua fría refresca tu organismo y hace que vuelvas a sentir energías. Si estás en el trabajo, a veces es mejor mantenerse hidratado que subir las frigorías del aire acondicionado. El agua te ayuda a lograr la concentración adecuada, te prepara para el calor de afuera y no genera esa sensación de golpe cuando se pasa de un ambiente refrigerado a uno cálido.