28 Mar
2014
Posteado en: El agua y el medio ambiente
Por    Comentarios desactivados en El cambio climático y sus consecuencias hídricas.

El cambio climático y sus consecuencias hídricas.

Derecho al agua

El cambio climático agudiza ya la disponibilidad del agua  en varios puntos del mundo, en especial en los países más pobres. Analistas de diversos organismos internacionales, afirman que nuestro planeta cada día mueren 2.000 niños por enfermedades asociadas a un nulo o deficiente acceso a fuentes de agua potable. Aún hoy, cientos de millones de personas en todo el mundo siguen sin agua potable, saneamiento y electricidad en sus hogares.

De lo que está por venir tendrá mucha culpa el cambio climático. Los primeros datos del quinto informe del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change)  pronostican graves alteraciones en el ciclo del agua en los próximos años. En la región mediterránea, Oriente Próximo, suroeste de EE UU y sur de África se reducirá la cantidad el agua disponible y la humedad del suelo. Es muy probable que las olas de calor ocurran con mayor frecuencia y duren más. Conforme se vaya calentando la Tierra, se prevee que las actuales regiones húmedas recibirán mayores precipitaciones, y las regiones secas, menos.

No hace falta esperar para comprobar cómo se agudizan estos cambios. Hace ya diez años, WWF puso rostro a las consecuencias de este fenómeno con su campaña “Testigos del clima”. Por ejemplo, la isla de Kabara, que forma parte del archipiélago de Fiyi no tiene ríos, depende exclusivamente de las lluvias para obtener agua potable y su capacidad de almacenamiento es escasa. El incremento de las sequías y una mayor erosión costera perjudican a unas poblaciones que, como en el caso de África, dependen al 95% de las lluvias como recurso hídrico. En países como Sri Lanka, las consecuencias de las recurrentes sequías también se hacen notar. La falta de lluvias, además de reducir sus cosechas de arroz, obliga al país a importar combustibles fósiles que laminan su economía e independencia energética y contribuyen a fomentar el fenómeno causa de sus desgracias, el cambio climático.

Riza Yehiya, experto esrilanqués en el manejo de riesgos climáticos, advierte que los gobernantes no están tomando en serio estos cambios: “Los que están en el poder lo ven como una cosa pasajera”.

Otro factor que no contribuye a solucionar estas cuestiones es la crisis financiera mundial. La ayuda internacional que brindan las economías mundiales más pudientes cayó alrededor de mil millones de dólares entre 2009 y 2011, en parte debido a esta crisis. Esta  situación comenzó a revdertirse en 2012, pero todavía está en la mitad del presupuesto estimado para financiar los compromisos sobre el agua.

¿Cuales son las medidas a tomar ante este importante flagelo? Crear infraestructura (canales, asequias, recolectores de agua de lluvia, etc), adaptar los cultivos a las nuevas condiciones climáticas, y fomentar el desarrollo y la utilización de energías renovables, principalmente.

Invertir en solucionar estos problemas es mejorar las condiciones de salud, educación y, en definitiva, la vida de un tercio de la población mundial, como se encargan de recordar en estos días diversas  ONGs que participan en la “Marcha Mundial por el Agua y el Saneamiento 2014”

Fuentes:

Diario “El País” de España.

WWF (fondo mundial para la naturaleza).

IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change)